Abre la boca y sube el pan: la última bravuconada de Mike Tyson

0

Mike Tyson lo fue todo en el mundo del boxeo. Lideró con puño de hierro la categoría de los pesados a finales de los años 80 y, aún en los noventa, regresó para seguir siendo el mejor boxeador del planeta.

Pero, como suele suceder con muchos deportistas de élite, su cabeza nunca estuvo acorde con su talento natural y su rendimiento en el ring. Se han cifrado en 300 millones de dólares las ganancias que consiguió a lo largo de toda su carrera y en varias ocasiones se ha declarado en bancarrota.

Una vez que colgó los guantes ha protagonizado numerosos incidentes, algunos de los cuales los está contando en el programa de YouTube Hotboxin’ with Mike Tyson. El excampeón mundial preocupó a todos sus seguidores al reconocer literalmente que “cuanto más sé sobre no existir, más dispuesto estoy a morir”.

En el último capítulo del programa, Mike Tyson se centró en sus aventuras sexuales cuando era un chaval con tremendo potencial y gran éxito profesional. “Cuando era joven, era un animal con dinero. Le daba dinero a la gente, a todos, festejaba con todos y me acostaba con sus madres, sus hermanas y sus primas… orgías. También compré muchos autos para chicas”, ha contado el púgil norteamericano.

“Estaba loco. Estaba tan enfermo y no tenía idea de que estaba tan enfermo”, insistía el púgil neoyorquino, que parece haber puesto remedio a todos los males. “Estoy trabajando en ser el arte de la humildad. No quiero que esa persona que era antes salga. Porque si sale, el infierno saldrá con él. Puede parecer que soy un tipo duro, pero odio a ese tipo, le tengo miedo”, aseguró ante las cámaras.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here