El discípulo mejora al idolatrado maestro en su debut con la rojiblanca

0

Joao Félix firmó su primer doblete con la camiseta colchonera en la apabullante victoria del Atleti en casa de Osasuna. Seis dianas en total en lo que llevamos de temporada en la competición doméstica y dos más en la Liga de Campeones. Unos números que muchos consideran bajos debido al coste de su fichaje, 120 millones. Pero unos números que son mejores que los que firmaba a estas alturas de campaña un tal Paulo Futre en su estreno
como jugador rojiblanco.

Futre, genio y figura, ídolo de la afición colchonera. Arribó al equipo madrileño el verano de 1987 como la gran promesa del fútbol europeo y tras despuntar en el Oporto. Similitudes con su protegido. Las palabras de Futre dando importancia a la figura de Joao no han dejado de sonar desde que se empezó a especular con la posibilidad del fichaje.

Mismos goles pero…

En aquel ejercicio, y disputadas 29 jornadas, Paulo había anotado los mismos goles que Joao -seis- pero en más partidos y más minutos. Futre había participado en 28 encuentros (sólo se perdió el choque en el Calderón contra el Sevilla) y completó 2.443 minutos. Una media de un tanto cada 407,1 minutos.

Ahora, la promesa lusa ha hecho las mismas dianas, pero en 21 choques, siete menos que Futre. Encuentros que se ha perdido Joao debido a dos lesiones diferentes y a la acumulación de cartulinas amarillas. 1.478 minutos son los que ha estado el de Viseu sobre los terrenos de juego. Es decir, que ve puerta cada 246, 3 minutos. Casi dos veces más rápido que Futre.

Unas cifras que avalan la fe que tiene el club y la afición rojiblanca en el bigoleador de El Sadar. Llegó con 19 años al Metropolitano y con la pesada mochila de ser el fichaje más caro de la historia atlética. Pues a pesar de las críticas y las lesiones mejora el rendimiento de un jugador que es historia viva colchonera. Paulo Futre. Casi nada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here