El documental de los Bulls de Michael Jordan: un tsunami que no ha acabado aún

0

Es uno de los temas del momento, al menos, cuando el coronavirus nos da cierto respiro informativamente hablando.

The Last Dance, el documental centrado en la última y exitosa temporada de los Chicago Bulls de Michael Jordan, está sacando a la luz un gran número de secretos de ese equipo y ahondando en otros temas que no eran tan conocidos.

Entre ellas, la “rabieta” de Scottie Pippen, que, tras varios desencuentros con la directiva del club por su contrato, decidió pasar por el quirófano justo al inicio de la temporada 97/98, cuando tuvo la oportunidad de hacerlo antes de verano. “Scottie se equivocó haciendo lo que hizo. Podría haberse operado antes, justo cuando acabó la temporada y hubiera estado preparado para el inicio de campaña. Scottie estaba tratando de poner en jaque a la directiva para que cambiaran su contrato, algo que nunca iban a hacer”, declaraba Jordan.

Otro de los grandes temas de The Last Dance es la -siempre- controvertida figura de Dennis Rodman. La guinda que le faltaba a los Bulls de Michael Jordan la puso él dentro de la pista, aunque fuera de ella, se fue convirtiendo poco a poco en un personaje digno de los documentales individuales que ha protagonizado y de sus últimas andanzas incluidas.

Uno de los últimos capítulos del original de Netflix ha estado centrado en él. Su aventura con Madonna antes de casarse por segunda vez con Carmen Electra, su adicción a la fiesta, las famosas 48 horas -acabaron siendo algunas más- que pidió a Phil Jackson para ir a Las Vegas y volver fresco tras la paliza que se estaba pegando esa temporada…

“Un día que el equipo le había dado el día libre, Dennis dijo que tenía una sorpresa para mí. Me vendó los ojos y me subió a su moto. Cuando me quitó la venda estábamos en el centro de entrenamiento de los Bulls. Fue una locura. Éramos como dos niños en una tienda de caramelos. Tuvimos sexo en todo el maldito lugar. En la sala de recuperación, en la sala de las pesas, en la cancha…”, afirma Carmen Electra en El último baile.

No obstante, en esos episodios también se describe a Rodman como “una persona con un gran corazón e introvertida, a pesar de las apariencias”. Esto no ha terminado. Las próximas dos entregas del documental seguirán dando que hablar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here