La reencarnación de
Diego Godín y su gol del cojo

0
Godín cojo
@Atleti

ATLÉTICO. Diego Godín dio un salto al pasado. Un emotivo y pasional salto al pasado que hizo rugir al Wanda Metropolitano en el tramo final del choque contra el Athletic. Marcó el tanto de la victoria (3-2) en tiempo de prolongación y visiblemente lesionado. Con los tres cambios hechos, el uruguayo sufrió unos problemas musculares. Pero el pundonor del charrúa no le permitió abandonar el terreno de juego. Y tocado marcó el tanto del triunfo. El gol del cojo y con suspense añadido, con VAR.

Godín llegaba al partido recién salido de una lesión muscular. Las notables bajas en defensa provocaron un precipitado regreso. Aguantó bien hasta que en la carrera con Williams (jugada que finalizó en el 1-2 en el minuto 64) volvió a resentirse. “Cuando sentí la rotura, cuando nuestro rival hizo el 1-2 sentí el latigazo. Le di el brazalete a Griezmann, pero no había cambios ya. Pensé en salir, pero también pensé que en algo podía ayudar al equipo”. Palabras de Diego.

 

Sé que puedo tener una rotura, unos 20 días o un mes. Conozco mi cuerpo. Hice el mínimo esfuerzo posible para que no se agravara (…) Fuera no podía hacer nada, dentro, parado, a lo mejor algo. Tuvo su recompensa. Se te pasa por la cabeza que puedes agravar un poco más la lesión, pero me quedé para intentar hacerlo lo mejor posible”. Y tanto que lo hizo.

Godín y la máquina del tiempo

El defensa colchonero realizó su particular viaje en el tiempo. Se reencarnó en no pocos jugadores de épocas previas a los años 70 del siglo XX. Cuando no había cambios. Empezaban 11 y acababan los mismos 11. Si alguien se lesionaba se quedaba en el campo deambulando. Normalmente se colocaba arriba, donde menos pusiera pasar factura su lesión.

Y no en pocas ocasiones, a aquel jugador lesionado se le concedían más metros de los necesarios. Y llegaba el gol del cojo. Godín ya es una leyenda del club colchonero y frente al Athletic protagonizó una jugada por la que será recordado durante muchos años. El gol del cojo Godín aquel 10 de noviembre de 2018. Un regreso al pasado aderezado con matices del más rabioso presente. El tanto fue anulado en principio, pero un paseo por el VAR concedió el valioso tanto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here