La era Setién comienza con el de siempre decidiendo ante el Granada

0

Queda oficialmente inaugurada la era Setién en el Fútbol Club Barcelona. Mucha expectación se había levantado entre la afición blaugrana por ver cómo sería el juego de su equipo tras el cambio de entrenador y sus dudas han quedado resueltas el primer día. El Barça va a crecer alrededor del balón.

Y es que los azulgranas dominaron de principio a fin su partido frente al Granada. El Barcelona tocó y tocó hasta encontrar los espacios y a Messi, la pieza que nunca cambia pese al inquilino del banquillo. El argentino entró en contacto con la pelota mucho más que en la etapa de Valverde y los suyos lo agradecieron.

En los primeros minutos, los locales fueron más incisivos en campo contrario y Ansu Fati tuvo en sus botas las dos primeras ocasiones de gol. Sin embargo, con el paso del tiempo el Granada iba sintiéndose más cómodo y supo frenar las acometidas culés. Buen trabajo y gran derroche físico del conjunto nazarí, aunque sin oportunidad de manejar el esférico.

Otra de las señas de identidad que ha recuperado Quique Setién es la presión tras pérdida. Los jugadores del Barça se mostraron especialmente mordientes sin la pelota y apretaron tanto al poseedor del balón como a los posibles receptores. La mejor muestra de esa activación fue Griezmann, que realizó varios repliegues que le sirvieron para recibir la ovación de la grada.

El guion del encuentro fue el mismo en ambos periodos. No obstante, el Granada se atrevió a pisar más el campo rival en el segundo. De hecho, su único disparo a puerta y la ocasión más clara la tuvo Eteki en el minuto 65 con un disparo desde la frontal que se estrelló en el palo.

Cuatro minutos después, la jugada que pudo decidir el choque. Messi controla de espaldas y Germán le derriba por detrás, una acción que le valió una rigurosa segunda tarjeta amarilla. El Barcelona solo tardó seis minutos en penalizar esa inferioridad andaluza. Riqui Puig le roba la cartera a Puertas en la banda, cede atrás y entre Messi, Griezmann y Vidal fabrican el gol del argentino en cinco toques. Con la ventaja y la posesión únicamente azulgrana, el partido concluyó con una victoria por la mínima en el estreno de Quique Setién.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here