Ronnie O`Sullivan, el rey del snooker, y su última exigencia para reaparecer tras el COVID-19

0
15 September 2019, China, Shanghai: British Ronald Antonio O'Sullivan plays a shot against British Shaun Murphy during the final snooker match of World Snooker Shanghai Masters 2019 at Regal International East Asia Hotel. Photo: Xia Lei/Imaginechina via ZUMA Press/dpa ONLY FOR USE IN SPAIN 15 September 2019, China, Shanghai: British Ronald Antonio O'Sullivan plays a shot against British Shaun Murphy during the final snooker match of World Snooker Shanghai Masters 2019 at Regal International East Asia Hotel. Photo: Xia Lei/Imaginechina via ZUMA Press/dpa (Foto de ARCHIVO) 15/9/2019 ONLY FOR USE IN SPAIN

En Inglaterra están de enhorabuena. Dos semanas antes de que regrese la Premier League tras el parón por el coronavirus, los ingleses ya pueden disfrutar en directo de una de sus grandes pasiones deportistas: el snooker, ese apasionante, sí, sí, apasionante, han leído bien, juego de billar que se desarrolla en un larguísima mesa de 3,80 de largo por 1,80 de ancho.

Buena falta les hace el entretenimiento a los ingleses que, a día de hoy, están rondando las 40.000 víctimas mortales por coronavirus en un país que, pese a contemplar la amenaza existente en el continente, fue el último en tomar medidas para evitar la propagación de la pandemia. Y lo siguen pagando.

El caso es que el circuito mundial de snooker, como todas las competiciones deportivas del mundo, quedó completamente suspendido el pasado mes de marzo. A estas alturas, los jugadores deberían de estar de vacaciones después de haber pasado por el Crucible de Sheffield para dirimir, un año más, el Campeonato del Mundo. Pero el COVID-19 todo lo ha cambiado y el torneo más prestigioso del año se desarrollará entre el 31 de julio y el 16 de agosto.

Sin embargo, los organizadores del circuito de snooker han querido hacer historia convirtiéndose en el primer deporte popular que regresa a la actividad en Inglaterra. Y así, han relanzado la Championship League que enfrenta estos días a los mejores jugadores del mundo en la localidad inglesa de Milton Keynes.

Allí, sin público y entre estrictas medidas de seguridad, están jugando, entre otros, el número 1 del mundo, el inglés Judd Trumpp, su compatriota y exlíder mundial Mark Selby, el australiano y campeón del mundo Neil Robertson, o el irlandés Mark Allen. Y por supuesto, el mejor jugador de snooker de la historia, el inglés Ronnie O`Sullivan, uno de los deportistas más populares de las Islas, con cinco Mundiales en su haber y todos los récords habidos y por haber. Por algo le apodan The Rocket (El Cohete).

Ronnie debería debutar esta misma tarde en el torneo, pero su participación está en entredicho ya que no se fía de la comida que le puedan poner los miembros de la organización. Detrás de esta queja, claro, la posibilidad de contagio por coronavirus.

En declaraciones al periódico The Daily Star, el jugador de Chigwell, Oficial de la Excelentísima “Orden del Imperio Británico”, ha asegurado que “si siento que la situación alimentaria no es correcta y no se me permite traer mis propias cosas preparadas, tendré claro que mi salud es lo más importante. Entonces, cuando llegue allí, espero sentirme seguro, y si no lo hago y no estoy contento, puedo irme. No confío en las personas que cocinan mi propia comida en el hotel durante estos días. Me han dicho que estará bien, pero nunca se sabe”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here