Simeone y Zidane firman tablas desde el vestuario y los jugadores les hacen caso

0
Diego Costa of Atletico de Madrid during the Spanish League (La Liga) football match played between Atletico de Madrid and Real Madrid at Wanda Metropolitano Stadium in Madrid, Spain, on September 28, 2019.

Atlético y Real Madrid han empatado a cero en el encuentro liguero que acaba de terminar en un repleto Metropolitano. El partido ha sido más aburrido que emocionante e igualado hasta el extremo. Desde el principio, dio la sensación de que a ninguno de los dos equipos les molestaba el empate y los jugadores pusieron en práctica el guion establecido.

Quizá fuera un poco mejor el Atleti en la primera parte y el Madrid en la segunda, pero todo en un tono uniforme de tedio y equilibrio. Al cuarto de hora, Joao Félix se plantó, escorado eso sí, ante Courtois, pero golpeó desviado. Fue lo más destacado de un primer periodo, en el que Thomas y Trippier fueron los mejores de un Atleti que quiso algo más el triunfo.

Por el lado blanco, dos disparos fantásticos de Toni Kroos se encontraron con sendas buenas paradas de Oblak, que volvió a demostrar por qué es para muchos el mejor portero del mundo.

En la reanudación, Simeone sacó a Correa por Vitolo y el argentino no supuso nada para el ataque del Atlético. En esta segunda mitad, dominó algo más el Real Madrid, aunque tampoco dispuso de demasiadas ocasiones. La mejor, sin duda, un extraordinario cabezazo de Benzema en el punto de penalti, que Oblak volvió a salvar con una parada excepcional, de esas que te dan puntos.

Joao Félix, que solo dejó detalles en la hora que estuvo en el campo, volvió a ser sustituido por un Simeone, que recibió una sonora pitada cuando sacó al portugués del terreno de juego para dar entrada a Marcos Llorente.

En el último tercio del partido, Zidane volvió a su plan original, ya con Modric y James en el campo, y el Madrid pisó más el terreno contrario. Sin embargo, a la contra Lemar, inicialmente en el banquillo, dio algo más de criterio al ataque rojiblanco, que se pasó los últimos 10 minutos no queriendo perder el punto que había ganado durante los 80 anteriores.

El cansancio físico de la mayoría de los jugadores fue la nota dominante de un tramo final que solo hizo que confirmar la premisa inicial: ninguno se fue descontento con el punto obtenido.  

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here