Tal día como hoy, 17 de abril, pero de 2016: Nunca tanta gente había visto un partido de rugby español

0

Pese a que el rubgy de élite en España se encuentra en uno de los mejores momentos de su historia y que, cada vez más, los pequeños optan por el noble deporte del balón oval, no es el rugby una de las manifestaciones deportivas más importante de nuestro país, precisamente. Por eso hoy, 17 de abril, recordamos una fecha que quedará para siempre en los anales del rugby nacional.

Ese día, pero de 2016, se disputó la final de la Copa del Rey. Una más, pero no una cualquiera. En los últimos años, hablar de rugby en España es hacerlo de Valladolid. Los dos equipos de Pucela, el Salvador y el VRAC Entrepinares, se disputan, temporada tras temporada, la hegemonía nacional. Y en 2016 la cosa no fue distinta, ya que ambos se clasificaron para disputar la final de la Copa del Rey.

Con dos equipos vallisoletanos en liza no habría tenido demasiado sentido llevarla fuera de la ciudad del Pisuerga (se hizo dos años después y 16.000 personas presenciaron la final en el estadio Ciutat de Valencia). En 2016, las entradas volaron y 25.000 espectadores llenaron las gradas del estadio José Zorrilla que, por un día, vio cambiadas líneas y porterías para recibir a lo más granado del rugby nacional. La victoria fue para El Salvador, el popular Chami, por 13-9 y fue el propio rey Felipe VI, el que hizo entrega de la Copa al capitán pucelano.

Aquellos 25.000 espectadores situaron al rugby en el centro de la actualidad deportiva de la jornada y colocaron una marca difícil de superar como el partido entre dos equipos españoles que concertó más seguimiento en las gradas de un estadio. Y decimos equipos españoles porque dos años después, concretamente el 12 de mayo de 2018, 52.000 personas llenaron San Mamés para ver el triunfo del Leinster irlandés sobre el Racing 92 de París (15-12) en la gran final de la Champions Cup de rugby. Pero esa fue otra historia muy distinta.