Un campeón que no transmite;
su fútbol, un pestiño

1
Francia no transmite nada
@equipodefrance

OPINIÓN. Tenía que haber un campeón. Y lo fue Francia. Le tcó a Francia. Un campeón que no transmite nada. Que no enamora. Que aburre. Un equipo al que no recordaremos por su estética. Que no marcará tendencia. Fútbol rácano. Más músculo que talento. Más físico que técnica. Su juego no es el antifútbol, pero es un pestiño. Un truño. Un par de carreras de Mbappé y para más que contar.

Croacia propuso mucho más. Tuvo más posesión (69 por 31 por ciento). Hizo más disparos (15 por 7 de Les Bleus). Lanzó más córners (seis por dos). Eso sí, los galos superaron a los croatas en efectividad. Con un disparo marcó dos goles. Así se fue al descanso. El primero de ellos no debió subir al marcador. Griezmann se dejó caer y el argentino Pitana picó como un pardillo.

“¿Coca Cola o Rusia?” Así sorprendió a Lloris y Modric en el sorteo de saque y elección de campo. El que piense que con el VAR van a desaparecer las injusticias va listo. El posterior lanzamiento del rojiblanco lo remató Mandzukic en su propia portería. La posición de Pogba, dudosa. Pero ahí tampoco entró el VAR. Les Bleus, que salieron a nadar y a guardar la ropa, cobraron ventaja. Mientras, Croacia que salió desde el pitido inicial a por el partido, no bajó el pistón.

Perisic puso el empate y llevó la justicia al marcador. Con el 1-1, Francia seguía apostando por echarse atrás y tratar de sorprender a los croatas con metros. Pero no supo ni pudo. Modric, Rakitic y compañía sacaron fuerzas de flaqueza y seguían presionando e imponiendo la ley. Rácano el juego de Les Bleus. Pero afloró su flor. Manos de Perisic en un córner. Pitana no las vio. Llamada del VAR. El argentino tardó cuatro minutos en tomar su decisión. Tras visionar varias veces la jugada. Penalti a favor de Francia. Griezmann no desaprovechó el regalo. Primer disparo de los galos y 2-1.

Francia transmite suerte

Tras el descanso, la vergüenza torera francesa salió a relucir. Por fin se acordaron de que hay que tirar a la portería contraria. Dos disparos atajados por Subasic. Luego, el meta croata hizo la estatua de sal a los tiros de Pogba y Mbappé. Minutos después, Lloris quiso solidarizarse con él. Pifia del meta del Tottenham y Mandzukic puso el 4-2 en el luminoso. Croacia quiso quemar las naves. Mientras, Francia no se inmutó. Siguió atrás. Guardando posiciones. Corriendo tras los croatas.

Un campeón que no transmite nada. Sintomático que el Balón de Oro no fuese ninguno de sus jugadores. Pogba lo pudo conseguir a última hora. El medio del Manchester United marcó el 3-1. Con la colaboración de Subasic. Al final del partido pudo marcar dos más. Pero quedó retratado. Nula técnica. No supo controlar el balón en una situación inmejorable. Ridículo Mundial.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here